lunes, 18 de abril de 2011

Cap. Décimo Noveno. Un Lindo Gesto.

- Saphi, despertate, bebé, feliz cumple…- yo conozco esa voz, pero ¿Quién es?

- Dale, mamu, feliz cumple chiqui- otra voz, yo las conozco.

- ¡Saph, despertate ya!- esa voz la conozco, Santi.

Abrí los ojos con torpeza, hoy era el día, mi día, y yo haría cuanto quisiese solo por ser hoy.

- Gracias, ma.- dije mirándola a ella.- Gracias, pa; gracias, San.

Y sobre mis piernas me dejaron un paquete, presumía que sería un libro. Lo abrí y allí estaba: una caja con todos los conciertos en vivo de Muse.

Genial.

Solo eso se me ocurrió en el momento. Los abracé a los tres y me comencé a cambiar para ir al colegio.

¿Un pantalón o un short con calzas? ¿Musculosa y buzo o manga larga y saquito fino?

Decidí por un chupin y musculosa con saquito fino. Las zapatillas que usé en el cumple de Meg. Y solamente delineado, sin color. Me sujeté el flequillo, a los costados también, con algunos mechones sueltos, tipo desprolijo, apropósito por supuesto. Agarré mi mochila y bajé.

7.20 A.m.

- Ya es tarde, chau a todos.- saludé al ver el reloj, sin volver a mirar.

- Ey, para, hay otro regalito- gritó mi mamá rápidamente antes de que saliera.

Dí media vuelta, y antes de llegar al escalón, mamá ya estaba allí.

- Cerrá los ojos.

Los cerré y sentía que me agarraba de la mano. También sentí algo frío que recorría mi mano hasta la muñeca.

- Feliz cumple, hija.- abrí los ojos y vi una pulsera hermosísima de plata con pequeños objetos. Un patín, una nube, una flor, un corazón, y una nota musical.

- Gracias, mami. Te quiero.- salí de mi casa, apurada, estaba llegando tarde.

En el colegio, Meg y Ari, me recibieron con un abrazo enorme cada una, y algunos compañeros del aula venían de saludarme.

En el recreo, vi pasar a Franco, me saludó, y siguió su camino.

Tomás vino, me abrazó fuerte, más de lo que acostumbraba, me tiró del pelo, y me mordió el cachete.

Exagerado, pensé.

Terminando el recreo se acercó Gonzalo.

Él es un chico más grande, está en cuarto, lo conocía de juntarnos en los recreo a boludear en grupo con otros chicos más, pero nada más allá de eso. Me pareció raro que él se acercase, prácticamente no nos conocíamos, pero fue un lindo gesto de su parte.

- Feliz cumple, Saph. ¿Cuantos años cumplís? – me preguntó mientras subía las escaleras centrales.

- Catorce, soy toda una nena grande – añadí con tonito de nena chiquita, jugando.

Se rió. Yo sonrojé al volver a pensar en lo que había dicho. Que madura la chica.

- Si, seguro que sí. ¿haces fiesta o algo?- preguntó como para volver al tema.

- No, las chicas se viene a casa, pero nada grande, hay que juntar la plata para los quinces.

- Tenes razón. Nos vemos.- me dijo dirigiéndose para su aula.

- Dale, chau.

Entré al aula, me senté en mi lugar, y comencé a sacar la carpeta para lengua.

- ¿Y que onda con Gozalito?- me preguntó Deisy, sentándose de golpe a mi lado.

- Nada - respondí con una sonrisa-. Creo que nada, no lo conozco, me saludó, nada más. ¿Por qué, te molesta?

- No, pero te miraba de tal forma…

Sinceramente, a mi también me sorprendió, pero no creo que pase nada, soy bastante más chica que él. No se va a fijar en nenas de segundo cuando puede estar con chicas más grandes.



Nota de la escritora (?): Meel, sé qe me seguís. Pero no puedo ver tu blog, y me encantaría chusmiarlo. Si podés(qerñes) dejarmelo en algún comentario, lo leo enseguida. (:

2 comentarios:

DirectoriodeNovelas dijo...

Hola, bueno pues no tengo mucho que decir.
Tengo un blog dedicado a personas escritoras y soñadoras como tu.
¿Quieres tu novela en un directorio?

Si es así, entra aquí... http://directoriodenovelas.blogspot.com/

DirectoriodeNovelas dijo...

Pues, aquí estoy como dijiste!
¿En que querías que nos coordináramos :D?

Besos!